lunes, 24 de noviembre de 2008

En el nuevo gasómetro hay un hombre sabio

El sábado a las 21,30 me encuentra en la cancha. Piden un minuto de silencio y la hinchada no amaina. Es que es la Gloriosa. Yo estoy en la platea con un amigo. Hace cien años que no vengo a ver a San Lorenzo (de hecho no conocía el nuevo gasómetro) y vine por distintos motivos: uno porque quería ver a mi amigo exaltado en esta dinámica. Con él tengo afinidad espiritual; por eso quiero de ver de cerca cómo se transforma y adentra en este mito tribal. Dos: porque quería conocer cómo todos los de mi equipo lo hacen. ¿Por qué no lo hice antes? Porque mi historia es triste: de chico mi padrino me hizo de San Lorenzo y después de llevarme una sola vez a la cancha se murió jugando al tenis con mi viejo de un accidente cerebro vascular. Tremendo.

Y tremendo resulta el partido: perdemos 3 a 1 porque los jugadores no pueden hilvanar lo esencial: no dan con el juego. Eso es lo que pasa. Y es frustrante; es como cuando no le podés pegar al objeto de tu deseo. Esta noche no existe ninguna relación entre jugadores y pelota. Al menos del lado de San Lorenzo. Del lado de Lanús pasa todo lo contrario. Parece ser un tema astral. Con todo con mi amigo rescatamos dos cosas (era una noche dual): una fue la dinámica de la popular; ellos siguen alentando como monjes budistas exaltados y eso –visto la realidad-, está muy bien. Es un tipo de rito moderno y efectivo. Vale. Lo segundo: tuvimos a Woody Allen al lado con el gorro con los colores de SL –ese gorro característico de él, el que es para la lluvia-, y lo vimos como se imaginan: totalmente deprimido. Fue lindo.

También rescato al viejo de mi amigo. Cumplió lo que suponía: es un hombre sabio, es un hombre que a los 80 años está pegado a SL porque sabe a dónde hay que pegarse. Me dio una revista que hace los pibes de la pensión de SL. “Cría Cuervos” se llama. Lo destacable es que usa equipo de gimnasia con camisa; pocas veces se ve eso y pocas veces se ve a un señor como él: un hombre sabio.
Publicar un comentario