domingo, 24 de julio de 2011

A Tabac por las viejas épocas

Después del acto nos fuimos con Tordelli a Tabac. Por las viejas épocas, dije, y él asintió. Pedimos unos whiskies, unos quesos, y brindamos. No sé por qué se ocurrió decir, al momento de chocar los vasos, ¡por Carlos! Y gracias a esa evocación, nos pusimos a pensar en Carlos Saúl Menem, en sus últimos días, desterrado en su propia Rioja, visitado de vez en cuando por Zulema y Zulemita, poseedor de una fortuna incalculable, y poco más. Y como no queríamos adentrarnos en la tristeza, decidí irme de ese tema y preguntarle a Tordelli por su función y cargo en la actual Administración, cosa que, tal como me imaginé, él se negó a contestar. --- Vivo de la provisión energética, como siempre--- dijo, y miró hacia la calle de una forma que me pareció melancólica, y después se miró su anillo, uno que tiene un ojo egipcio.
Publicar un comentario