martes, 6 de septiembre de 2011

Te niego muchas veces

Incluyo a esas viejas que en la
confitería evitan la muerte
y tomo a los que salen de la
iglesia con la certeza de algo.
Toco a las que usan botas altas
y voy a los que asumen el día a sabiendas
que otros ensayan gestos y palabras.
Evoco también esa noción que brama el tráfico,
y les digo: estoy de pie, con la copa en alto.
Publicar un comentario