sábado, 4 de febrero de 2012

Cuadro de las vacaciones

Camino por la orilla de un lugar que tiene tiburones pudriéndose como nunca antes al sol. También entre las rocas hay cosas que fueron espléndidas -se nota-, y hay montones de mujeres que van envejeciendo y, como pueden, intentan mantener su encanto metiéndose las tangas en el orto y cosas así. En el agua, pendejas que no quieren salir; es porque está caliente. Y arriba albatros que revolotean como guardianes fantásticos. A los extremos, delicadas palmeras.

El olor no deja de ser espantoso en ningún lado y alguien sugiere quemar leña.
Publicar un comentario