lunes, 26 de marzo de 2012

Adolescencia y budismo


Estar con chicas puede hacerte correr o saltar,
y más tarde llorar, porque las chicas te producen
todo tipo de cosas, tantas que no podes estar
seguro sobre nada; ni siquiera sobre lo que podés
hacer para tenerlas mucho rato para vos; un rato que
se pasa enseguida y no alcanza. O un rato tan largo
que te hace querer ir hacia otra chica, situación
que a veces te hace pensar: la tensión está
en el deseo y no en las pobres y adorables chicas.
Publicar un comentario