sábado, 17 de marzo de 2012

Ese latir en lo profundo




Los sistemas se nutren de lógicas
que responden a intereses ocultos
con una fuerza superior a los
excelentes y floridos manifiestos.

Ese latir en lo profundo termina por
torcer el rumbo de cada sistema
y lo ubica en un deseo más individual,
o más sectorial si se quiere.

Por eso el interés general es un bien
inalcanzable que no cuadra con el interés
más real: el individual,y en el mundo,
perfeccionada la producción, prima el
capitalismo, la gente persigue el éxito,
vive, muere, a veces descansa.
Publicar un comentario