martes, 17 de abril de 2012

Había una vez



Un manto de eternidad que se pudre
día a día junto a vos, y ella que te atormenta
en la medida que la nieve cae y la navidad se acerca
en lo más hondo del Ártico: el peor lugar para estar
por estas fechas si no tenés varios hitos amorosos cerca.
Publicar un comentario