jueves, 21 de junio de 2012

Flores que con su encanto nos alegran


Más allá del discurso están las cosas, lo que uno siente,
hombres y mujeres que andan por la calle pensando
quién sabe qué. Y en los árboles, los pájaros
que quién sabe por qué hacen lo que hacen.
Y después, mucho más arriba, están las estrellas
y un espacio que nadie puede explicar cómo nació.
Porque nadie puede imaginar lo que había antes
del big bang. 
 
Bien, eso es lo que pienso en mi discurso,
y después, como dije, están las cosas, la gente,
los sentimientos, los niños que nacen y a veces mueren,
acá en la plaza perros abrigados por sus dueños
y flores que con su encanto nos alegran.
 
Publicar un comentario