miércoles, 20 de junio de 2012

Mi familia


Las ráfagas de aire helado en la cara nos ayudan

a mantenernos juntos bajo parrales dormidos

que en un tiempo se verán espléndidos

a la salida de un sol que en esta tierra equivale a decir:

hoy es el fin del invierno y el inicio de algo tan fantástico

como miles de velas en el fondo de una gruta

en busca de un milagro que lo más probable

                   es que nunca ocurra.
Publicar un comentario