miércoles, 19 de diciembre de 2012

Tarot, La emperatriz


En un pantano donde crecen hormigas de un tamaño descomunal, un lugar donde las ranas también son inmensas, y cada animalito de Dios adquiere los colores de las frutas que en cada árbol crecen, una negra sonríe de una forma tan especial que incita a hombres y mujeres a desear y a tener más, mucho más.
Publicar un comentario