viernes, 4 de enero de 2013

La tecnología como refuerzo de seguridades


La tecnología exalta el consumo y acelera el deseo

hasta dejarlo perdido en su rol, esa actitud de líder

que debiera tener y tan seguido pierde

en pos de mandatos que instigan maniobras  

tendientes a instalar fenómenos útiles de dominación

que permiten arbitrar el poder a favor de ciertas personas

por sobre otras.

 

Pero eso ocurre hasta cierto punto. Porque en otro plano

no existen determinadas personas detrás de las maniobras

de dominación. Las cosas son más confusas. Todos

en distinto modo somos víctimas y victimarios frente a eso

que nos unge y excede al mismo tiempo. Hablo de nuestra potencia,

de lo que somos capaces, y de la inmensa responsabilidad

que nos plantea  -y que tan seguido rehuimos

en pos de los mandatos-,esos productos enlatados

para facilitar el sentido y dotarnos de ficciones
que nos permitan suponer lo que no existe

pero nos gustaría que sea: certezas que venden seguridades.
Publicar un comentario