jueves, 2 de mayo de 2013

El mundo emocional como una nave llena de tripulantes

El mundo emocional como una nave que se llena de tripulantes. Ellos navegan en el sentido que les permite el viento, y el viento es lo que sucede afuera y determina un rumbo. Y el mar es el alma.
Publicar un comentario