lunes, 28 de julio de 2014

Descubrimiento

Una montaña que no se abre
sino que permanece
los siglos de los siglos
a la espera de quien la descubra
de una manera que le permita
brindar al mundo
                        lo que aloja
para que salga a la hermosura del día
que solo en la plenitud de un tiempo
 se exalta.
Publicar un comentario