sábado, 30 de agosto de 2014

Deira Ernesto, La noche

Hubo un tiempo en que la peste
se posaba en los cuerpos
sin razón aparente. Tal vez
era para resumir un cuadro
que se pintaría mucho
después, siglos adelante.
Publicar un comentario