sábado, 16 de agosto de 2014

Infancia

Las mandíbulas de tiburones secándose al sol,
el cuerpo en la arena, el calor abrasador
y la gente, lejos, en la orilla. Y al fondo
los médanos donde alguna vez vi
un padrillo estrellando su cuerpo azulado
sobre una yegua perfectamente blanca
Publicar un comentario