jueves, 7 de agosto de 2014

La Santa Rita inmensa

Amanece y es raro
uno se activa en su propio lenguaje
recuerda sus padecimientos y así
se ubica en una realidad más bien supuesta
o tal vez buscada no sabemos para qué.

Tal vez para las simples iluminaciones
que ocurren muy de tanto en tanto
y con suerte. Como la vez que vi
hace poco esa Santa Rita tan grande
sobre una casa tan chica.
Publicar un comentario