sábado, 2 de agosto de 2014

Un noche de las mil


El calor, las ratas fulgurantes
en busca de comida.
El amanecer entre algas
que alguna vez estuvieron
en un agua pletórica de peces,
era turquesa y azul por momentos.
Los fármacos deseminados sobre la mesa de luz
y al menos vos, alegre, en el fondo del patio,
tendiendo la ropa recién lavada en la soga.
 
Publicar un comentario