lunes, 15 de septiembre de 2014

Una aleta de tiburón

Las diferencias entre nosotros
esos tiempos descompasados
en donde nos poníamos a llorar
cada uno por su lado
heridos en la consciencia
de una aleta de tiburón
que se acercaba.
Publicar un comentario