domingo, 23 de noviembre de 2014

Las ratas abandonan el barco

Enfrentamientos durante la noche
las ratas huyen por la proa de un
barco porque el barco está a la deriva
no porque se hunde
se mantiene en un mar que está
calmo, soberanamente calmo
y pastoso como mi boca,
decepciona un poco verlo.

Las fábulas de la infancia
deberían revivir en cualquier momento
un punto de unión con las flores
que estaban alrededor de la fuente
que me gustaba tocar
por cábala.

Porque al final las cábalas
no eran tan nocivas -ahora me doy cuenta-.

Los dientes se mantienen exhaustos
y el sol se alza pletórico ahora
por suerte las ratas ya saltaron por la borda.
Publicar un comentario