viernes, 28 de noviembre de 2014

Siempre agradecer

Las corrientes marinas
que te azotan dentro
y que después se descargan
hacia el exterior con ataques
de diversa índole
en la cresta de una ola
que se forma por arte y obra
de la gracia divina.

Hay que recordar siempre:
siempre agradecer.
Siempre, aunque no sea fácil.

Publicar un comentario