lunes, 8 de diciembre de 2014

El placer mismo

"Si los ángeles existen para el cuidado los niños,
no cumplen bien sus tareas. Lo digo por
las injusticias que ocurren por todos lados",
dijo un compañero durante la primaria
al profesor de catequesis,
y el hombre no supo qué contestar.

O al menos es lo que yo recuerdo.

Como también recuerdo las primeras
mujeres que de manera desesperada
veía en la playa, sus cuerpos que me
parecían un lugar inalcanzable
y llenos de placer por el placer mismo.


Publicar un comentario