sábado, 6 de diciembre de 2014

Moneda común

Una nueva era en donde
la moneda común sea mi moneda.

Las fábulas que me gobernaban
tienden a ceder, pero sólo un poco.

Están aún a la espera de recuperar terreno.

Hay pájaros afuera, y hace calor.
Toda una gama de flores crece ajena a mi dolor.
Y eso sí que es una suerte.
Publicar un comentario