viernes, 20 de marzo de 2015

La energía del individuo muta de manera constante

La energía de cualquier persona muta de manera constante porque existe un diálogo permanente entre el cuerpo energético del individuo y el de los demás seres con los que le toca relacionarse.
La suma de las relaciones determina ámbitos de energía que resultan islas en sí mismas, microclimas que se agrandan según el ámbito específico que uno quiera tomar -familia, pueblo, país-.
De manera que existe también la posibilidad de establecer medidas energéticas; ámbitos dentro de ámbitos, cáscaras de una cebolla que determinan un carácter en este caso infinito, como infinitas son las relaciones que tiende a formular la energía.

Publicar un comentario