domingo, 22 de marzo de 2015

La energía permanece más allá de los cuerpos

Un rasgo particular de la energía es su permanencia más allá de los cuerpos. Existe en el espacio-tiempo la capacidad de albergar la energía; un rasgo que permite a los ámbitos espaciales transmitir ciertos grados de potencia; un elemento que de por sí crea ciertos estados en los lugares y que las personas palpan.
Los estados de la energía por otra parte no son permanentes; tienen una duración; cierta convocatoria energética que muta.
 
Publicar un comentario