martes, 23 de junio de 2015

Siglo XXI en Buenos Aires

En el camino hacia
la fragancia y la calma
de los que están de algún modo
dormidos por la voluntad de otros
se encuentra la voz
que pierde volumen
a medida que el tiempo pasa.


El camino pasa por lugares con pastizales
y un viento fuerte. Estamos en el lugar
donde los mayores se consagraron
a rutinas que hoy no son tan necesarias.

Publicar un comentario