sábado, 27 de junio de 2015

Y yo me río

Nos deslizamos hacia
el punto donde el pasto
está mojado por la acción de los regadores.


Capto la intensidad que tiene el verano
en las hortensias que también reciben el agua.

Hay una luz en el centro de los cuerpos
que nos invita a permanecer tendidos
y a la vez a correr hacia el lugar
donde el corazón late.

¿y dónde queda eso? Preguntás.
Y yo me río.

Y una ballena sueño a lo lejos
y vos soñás con un jardín más próspero.
Publicar un comentario