sábado, 6 de agosto de 2016

Danzar en el aire, caer

Nos aplicamos a un estar que tiene que ver
con la posibilidad de salir de las ideas
y conceptos que pretenden decir las cosas,
lo que pasa. Dejamos que todo eso se vaya
y que nuestra mente divague un tiempo
y por fin se calme para admirar el lago, las montañas atrás,
y los pájaros que pasan, y se pierden debajo de las nubes.

Un árbol junto a nosotros, por más que no hay viento,
pierde entonces una hoja, y la vemos danzar en el aire, caer.


Publicar un comentario