sábado, 24 de septiembre de 2016

Un niño sensible


Era un niño sensible
y después fue un adulto
que sufrió los fenómenos sutiles
enlazados con los sentimientos.

Y así fueron sus días,
un esforzado camino en favor
de una paz siempre lejana
porque la sensibilidad es una criatura
temerosa y delicada, según decía.

Hasta que buscó, una y otra vez,
adentrarse en las vibraciones de los otros.

Y poco a poco, esos mínimos gestos
fueron su búsqueda través de los años.

Hoy descansa junto al puerto,
Más allá de unos árboles jóvenes,
tal como hubiese deseado.



jueves, 22 de septiembre de 2016

Hortensias azules


Ese mañana soñó
que las cosas no necesitaban ser dichas
y que la fuerza podría entrelazarse al fin
hasta lograr una comunión
en donde la serenidad estaría

más allá de los hechos.

martes, 20 de septiembre de 2016

Venus renacida


Con los años ella, tan radiante y sencilla,
perdió su valiosa y fundamental belleza
según decían ciertos aldeanos que, maliciosos,
la comparaban por la calle.

Pero ella, ajena a esos dichos,
con su recién adquirida fealdad,
llevó adelante una fervorosa entrega 
que volvió incluso más fuerte su alma,
las noches frías y  las cálidas, voluptuosa, en su cama,
y de algún modo llegó a ser, de a poco, y ya sin esfuerzo,
más que su cuerpo, para convertirse, cada vez que salía,
en algo tan amplio que inundaba la encendida comarca,
incluso allá, al final, donde están las altas montañas.




sábado, 17 de septiembre de 2016

Y los pájaros, entusiasmados, cantaron más fuerte


Esa mañana pletórica se propuso entender
que las cosas rara vez encajan con nuestras pretensiones,
y que uno debe buscar con suma paciencia acomodar
las vicisitudes del día para tener al menos
cierto entendimiento pasajero que con suerte
pueda expandirse hasta el alma y desde allí crecer.


lunes, 12 de septiembre de 2016

La vida de mi abuela

Tuvo mucho en su infancia y después amó
y fue amada durante un buen y apacible tiempo.
Y también, llegado el momento, como a tantos,
le tocó sufrir lo indecible, penas que no estaban
en sus registros, ni tienen otro sentido
que difundir  hasta el infinito esa ley
que siempre permaneció desconocida.
Y que ella, al final, como tantos otros valientes,
a veces serena y otras ansiosa, dejó en el imponderable
y difuso estado que tienen las hortensias sobre la costa,
gracias a esas primeras luces que tocan el Atlántico,

y con la graciosa y tenue compañía de un ángel, partió.

sábado, 10 de septiembre de 2016

Elogio a la incertidumbre

Y el monje con el tiempo advirtió
que el verdadero logro divino
era abrazar todo lo que lo hacía dudar acerca
de las narraciones armadas para congregar a los otros,
y de algún modo fielmente someterlos, y así,
incluso en ese terreno fangoso, intentar construir
un sentido mucho más más íntimo
que no tuviese otro propósito que permitirle
entender mejor la fría estepa
que tenía enfrente.


viernes, 9 de septiembre de 2016

Tu dedicación a la mañana

Cuando tu dedicación por la mañana es pobre
y no encuentra sentido en cada aspecto
que está a la mano, no queda otra que practicar
el agradecimiento y la valentía para educar de nuevo
a ese sentimiento de miedo y tristeza
que no sabemos bien cómo se instala,
pero que por lo visto se mantiene destinado
a forzarte a correr más para que el espectáculo enfrente, 
tenga un color dedicado y a la vez brillante.


miércoles, 7 de septiembre de 2016

Sideralmente nevado

Estar con la voluntad de continuar
a pesar de las limitaciones de cada mañana
en que preferirías meterte en un lugar que no fuese
mente y cuerpo, sino un espacio luminoso
donde el valor y la certeza fuesen al fin
un modo de tolerar los paisajes sideralmente nevados.


lunes, 5 de septiembre de 2016

El poeta trágico

Hubo muchos días en que soñó con un tiempo
donde los sentimientos de bondad y alegría
eran abundantes.

Quiso así obtener un lugar lleno de naranjos y flores
donde los perros asoleándose una tarde de invierno,
no fuesen molestados. Pero nada de su sueño
cambió el mundo.

Hasta que un día lloró y calmo y más tibio que nunca,
fue hacia el repentinamente oscurecido mar, y se perdió
en el sueño mientras las sirenas lloraban
y los peces lo seguían cerca.


sábado, 3 de septiembre de 2016

Quiso ser escultor

Fue al taller esa mañana y pensó
en las cosas que se iban de su alcance,
en los amores, en la raíz fuera de la tierra negra,
en los días acomodándose en un matiz de indiferencia
que supuso otorgan, sin concesiones, los años.
Y quiso esculpir la piedra de una manera
más versátil y al mismo tiempo permanente.
Y la piedra llegó a tener con los años algo, un poco, 
de lo que rodeaba ese tierno impulso.

viernes, 2 de septiembre de 2016

Frente a un partido en la tele con mis amigos


Hay en cada gesto y palabra un ánimo
por ensamblar el sentido de un tiempo personal
que sufrimos muchas veces y que otras nos anima
en una sucesión de días que a veces tienen
la bondad de unirnos por un rato
y que después, da la impresión, nos deja solos
con la vista fija en la deriva de un río.