sábado, 10 de septiembre de 2016

Elogio a la incertidumbre

Y el monje con el tiempo advirtió
que el verdadero logro divino
era abrazar todo lo que lo hacía dudar acerca
de las narraciones armadas para congregar a los otros,
y de algún modo fielmente someterlos, y así,
incluso en ese terreno fangoso, intentar construir
un sentido mucho más más íntimo
que no tuviese otro propósito que permitirle
entender mejor la fría estepa
que tenía enfrente.


Publicar un comentario