sábado, 3 de septiembre de 2016

Quiso ser escultor

Fue al taller esa mañana y pensó
en las cosas que se iban de su alcance,
en los amores, en la raíz fuera de la tierra negra,
en los días acomodándose en un matiz de indiferencia
que supuso otorgan, sin concesiones, los años.
Y quiso esculpir la piedra de una manera
más versátil y al mismo tiempo permanente.
Y la piedra llegó a tener con los años algo, un poco, 
de lo que rodeaba ese tierno impulso.
Publicar un comentario