viernes, 9 de septiembre de 2016

Tu dedicación a la mañana

Cuando tu dedicación por la mañana es pobre
y no encuentra sentido en cada aspecto
que está a la mano, no queda otra que practicar
el agradecimiento y la valentía para educar de nuevo
a ese sentimiento de miedo y tristeza
que no sabemos bien cómo se instala,
pero que por lo visto se mantiene destinado
a forzarte a correr más para que el espectáculo enfrente, 
tenga un color dedicado y a la vez brillante.


Publicar un comentario