jueves, 13 de octubre de 2016

Nuestras princesas


Cuando los ángeles se fueron a buscar
más rosas para las niñas que estaban dormidas,
los entonces recios hombres del pueblo
se prepararon para deleitarlas
con relatos de fantásticos animalitos
que alguna vez, -tal vez el próximo invierno-,
llegarían a tener en sus tiernos brazos.




Publicar un comentario