viernes, 6 de enero de 2017

En los jardines de Zapopan

Sentiste al fin que la guerra iba terminando
que el sol podía tocarte un buen rato
que los ángeles de alguna manera podían ser
porque así lo querías. Es decir,
por un momento supiste
que no había ninguna seguridad
que te aleje del dolor
más allá de tu propia fuerza.


Publicar un comentario