lunes, 13 de febrero de 2017

Más allá de toda palabra

Nosotros actuamos, por lo general,
con las limitaciones propias
de nuestro tiempo y mente,
pero, unas muy pocas veces,
ese entendimiento cede a favor
de una entrega que proviene de algo
que algunos llaman corazón o alma,
y que yo -como todas las cosas trascendentes-
no sé dónde está, pero que ubico como
una pequeña luz que te guía hacia un lugar
de mucha más luz
capaz de darte una sensación duradera 
de bienestar, más allá de toda
palabra o reconocimiento,
y en íntima relación
con ese paso, esa entrega
desde un sentimiento seguro y profundo 
de amorosa confianza. 
Publicar un comentario