miércoles, 22 de marzo de 2017

El poder


Que Dios exista o no exista,
al fin lo entendemos,depende de nosotros
simples mortales que vamos a la deriva
en un mundo que se presenta
como un experimento profundo y azulado
donde una mínima luz se adentra,
y desde el suelo, donde estamos ahora echados,
nos entusiasmamos con tocarla,
aunque más no sea con nuestra imaginación.
Publicar un comentario