domingo, 19 de marzo de 2017

Pequeños e indeterminados

Vivimos en el espacio-tiempo 
en un asombro constante.

Enfrentamos nuestros temores en pos 
de liberarnos más y acceder así 
a un mayor grado de potencia. 

Valoramos nuestras capacidades 
para amar por sobre todas las cosas. 

Tratamos de perdonar sobre todo 
nuestro propios errores para mejorar
un poco con ellos. E intentamos cubrir 
de esa piedad a nuestros semejantes. 
La parte más difícil. 

Porque todavía nos queremos tanto 
de una manera equivocada. De una forma 
que exalta nuestra omnipotencia 
para distinguirnos como un pájaro 
multicolor 
que sobrevuela el bosque de pinos. 

Pero sabemos:
es el canto de los pájaros
pequeños e indeterminados
el que crea la melodía
que tanto bien nos hace.
Publicar un comentario