jueves, 25 de octubre de 2012

Existencialismo al final

Hay espacios de conocimiento que van como icebergs por donde uno camina. Y claro, uno no podría jamás explicar el alcance de esos espacios, porque uno mismo no los conoce; pero al menos, gracias al tiempo y cierto esfuerzo, uno aprendió que están en todos lados, son intraducibles, y por sobre todas las cosas, entrañan la imposibilidad de pasar a un discurso. Las cosas ocurren en la selva y en los prados que nos toca conocer o imaginar, y persisten en dimensiones inabarcables que lo mismo desaparecen.
Publicar un comentario