lunes, 10 de agosto de 2009

Escenas para la educación sexual del Zarevich -teatro-

Primer Acto:

Se ve un lago congelado: los troncos de los abedules son igual de blancos que la nieve. El cielo acompaña el blanco y una bandada atraviesa el fondo. En el centro vemos una bañadera; cuando la cámara se acerca, entre el vapor, vemos a un adolescente masturbándose. Al costado unos perros descansan, todo lo demás está quieto.

Se escucha un silbido y los perros se incorporan, pronto arrastran la bañadera como si fuera un trineo. El concierto de piano hace que el joven se masturbe con más saña. La cámara se aleja. A la distancia los perros arrastran la bañera en círculos. Cae el telón; es bordó con ribetes dorados. En el palco, el Zar y la Zarina aplauden, el piano se detiene. Miro a mi alrededor: hay muchos entusiasmados.
Publicar un comentario