sábado, 21 de marzo de 2015

La esfera energética

Cada ser posee una esfera energética que lo levanta a través de la columna, y cuyo ser esencial puede estar localizado en distintos puntos del cuerpo -en especial en los ojos-; lugar desde donde se expande la energía para el afuera; y lugar también de ingreso de energía por excelencia.

La energía que ingresa es esencialmente decodificada por la mente-cuerpo que intenta así darle una utilidad. La función de la mente-cuerpo es darle una utilidad a las potencias que ingresan; que son fuente de contacto.

La energía por lo tanto tiende a dotar de capacidad a la mente-cuerpo y, utilizada en forma inadecuada, tiende a ser fuente de bloqueos; dolores, molestias, distintos padecimientos que señalan de manera inexorable el espacio donde el individuo debe encaminar un aprendizaje.


Publicar un comentario