viernes, 27 de abril de 2012

La historia del arte es la historia de la política y a mí me pican los mandatos

Es raro cuando te das cuenta de que la mayoría de la gente responde a una suerte de arquetipo y que, al fin y al cabo, según parece, uno es, por sobre todas las cosas, lo que puede ser en el tiempo y espacio que le toca vivir más allá de cualquier originalidad. Más raro todavía es advertir que la mayoría de las acciones que emprendemos, de una manera u otra, se inscriben en determinados esquemas de poder, y que en verdad las ideas sólo son motores de esas dinámicas. Te pasa cuando vas a un acto político, saltás en la cancha; o cuando te aferras a una imagen deseada y la perseguís con denuedo por años y, cuando ves que todo es un verso y perdés la ilusión -y valiente pensás en vivir sin todo eso-, te quedás girando en el aire y exhausto te tiras en el suelo y, con la vista fija en las nubes que pasan, te relajás y disfrutás, más allá de cualquier nombre o valor, del entorno monumental.

jueves, 26 de abril de 2012

Un pez no tiene métodos

Un espacio y tiempo infinito surcado por energías que, por motivos insondables, generan los hechos que tratamos de interpretar mientras pescamos sobre un bote que reposa sobre agua casi helada y montañas excepcionales detrás. Nosotros seguimos juntos en función del amor que se genera en algún lado y nos impone un destino común: la inquietud por saber a dónde vuelan los patos al final de un tarde en una línea larga y sorprendente.

miércoles, 25 de abril de 2012

La pareja

Un talento diseminado por toda tu blanca mente que ahora, que es tiempo de dormir, juega con los gatos que nos arrojó el vecino sin ningún tipo de contemplación por el único ritual que nos justifica: el sexo.

lunes, 23 de abril de 2012

El fenómeno energético 3

Pero mejor ver todo desde el principio. Una persona nace, lo que implica que aparece en un tiempo y en espacio, y desde ese instante se revela con sus propias energías. Desde que comienza a vivir una persona genera y recibe energías. En pocas palabras: desde que un ser comienza a vivir es un compendio energético, y los hechos que experimentará a largo de su vida serán su relato energético. Pero las cosas también tienen energía. Cada objeto tiene energía en tanto es materia. Pero incluso ahí tampoco termina la cuestión, también los pensamientos son energía. En suma, en tanto existe cierto tiempo y espacio, existe energía. La energía es inherente al tiempo y al espacio, y todos los fenómenos que se sitúan en el tiempo y en el espacio participan del fenómeno energético. La energía es lo único que está presente en todas las cosas materiales e inmateriales; es fuente universal por excelencia.

viernes, 20 de abril de 2012

El fenómeno energético 2

¿Por qué el universo es un compendio de energías? Porque el universo implica un espacio y un tiempo, y en todo espacio y tiempo suceden cosas, hay una dinámica. Y la dinámica implica que existe energía detrás. En última instancia la energía es un elemento misterioso: no tiene visibilidad y en diferentes aspectos no es susceptible de ser verificada de un modo científico. Pero existe. Incluso desde la mirada de la física, las potencias crean fenómenos. Existe un caudal (substancia) que es capaz de generar ciertas consecuencias, y en un punto se agota. Y por lo tanto se agota su capacidad. Así funciona la energía en nosotros. Ahora bien, el punto es que la energía, aunque tienda a agotarse, renace a cada instante mientras nuestro cuerpo vive. Es decir, mientras un cuerpo vive posee diferentes energías y, además, se vincula con otros cuerpos que, al ser compendios energéticos, le producen indudables respuestas. Nuestro cuerpo se transforma desde el punto de vista energético de manera continua en el transcurso de cada día en la medida que interactúa con otras energías. E incluso cuando duerme las energías que ha recibido actúan en él; generan consecuencias.

jueves, 19 de abril de 2012

El fenómeno energético


Si consideramos que todo es energía podemos entender que nosotros mismos actuamos como cuerpos energéticos y que, en lo más profundo, nuestro rol es siempre arbitrar energía. Todo el tiempo en nosotros se produce una dinámica energética. Brindamos y recibimos diferentes energías. Sucede así porque todo espacio y tiempo contiene energía y esa energía, puntualmente, determina acontecimientos. Observadas así las cosas, el universo entero es un compendio de distintas energías. Hay energías que se relacionan unas con otras, y de esa manera se establecen dinámicas; que por sobre todas las cosas son insondables debido al enorme detalle que involucran. La imagen sería: el universo como un espacio y tiempo infinito donde transitan energías con sus propias cantidades y calidades. Un tiempo y espacio infinito atravesado por múltiples potencias que no sabemos de dónde provienen. Así, digamos, se crean los hechos.

martes, 17 de abril de 2012

Había una vez



Un manto de eternidad que se pudre
día a día junto a vos, y ella que te atormenta
en la medida que la nieve cae y la navidad se acerca
en lo más hondo del Ártico: el peor lugar para estar
por estas fechas si no tenés varios hitos amorosos cerca.

jueves, 12 de abril de 2012

El cuerpo de la política



La gente busca poder, insiste y de alguna forma
se integra a un sistema que lo encamina y enseguida
lo come, y la rueda sigue, los pájaros alrededor
cantan, los días continúan, se producen nacimientos,
entierros y se llevan registros con bastante certeza;
las montañas ocultan el sol, y en distintos patios
distintos niños con suma habilidad juegan.

lunes, 9 de abril de 2012

Mientras los hunos bajan la montaña


Esas chicas con cara de sufridas en realidad
no son nada sufridas: son tarántulas bajo sábanas
que, mientras te chupan, adquieren energía
para mantener eso que tienen en su interior:
una bola de chicle con caramelo encima, loros
alterados y racimos estropeados por un sol
que, como nunca baja, te incita a continuar
mientras los hunos bajan la montaña nevada.