martes, 4 de septiembre de 2012

Lo estricto se aleja del amor

Hoy por primera vez sentí que los que

me rodeaban, de alguna forma u otra,

sólo querían sobrevivir a la sociedad 

que los compele a continuar con

sus quehaceres, y ellos, abnegados,

continúan como pueden, a veces

saludándose con afecto,

cosa que me conmueve porque

es una forma de huir de lo estricto.

Publicar un comentario