viernes, 20 de marzo de 2015

El ser y la energía

El ser y la energía tienden a confundirse porque es la energía la que esencialmente conforma al ser. Es decir, cada ser puede ser visto como un compendio de energías, un dinámica permanente de energías que dotan al ente de un conjunto de potencias.
Pero lo más extraño que tiene el ser en sí es la capacidad de resultar -en tanto resultado de cierto conjunto- como una entidad que va más allá, que tiene un peso propio, más allá del conjunto de energías que lo conforman. Y eso lo logra a través de la dinámica. Es por la interacción de energías que se generan eventos que exceden a las energías que lo conforman en tanto lo que generan es algo diferente, nuevo y superador.
Publicar un comentario