viernes, 6 de julio de 2012

Nadie escapa a su propia energía


Nadie escapa a su propia energía

porque lo que uno interpreta a diario

tiene un componente común y otro

especial que se percibe incluso sobre

los niños en las cunas de cualquier

            ciudad  dormida.


Publicar un comentario