sábado, 19 de marzo de 2016

¿Así se hizo el mundo?

La posibilidad del perdón
como una salvación
que se otorga uno mismo
para la liberación del alma.

Los cisnes blancos y más atrás
el negro, a su ritmo, en un lago
tan quieto que parece congelado 
entre una vegetación intensa 
(parece pintada).

El silencio esta mañana es raro.
Resulta como si un montón de pájaros
se hubiesen llamado al silencio para que yo pueda 
finalmente acceder a la cualidad y fuerza
que tiene el perdón más que nada para uno.

Miro si algún pez salta 
como símbolo de mi descubrimiento 
pero eso no ocurre. 

Sospecho que así se hizo el mundo, y sonrío.



Publicar un comentario