miércoles, 8 de mayo de 2013

Gente que pasa



Un plan encapsulado en un sueño

se pierde para entrar de improviso

   a la efervescencia de las figuras 

              de una tarde.


La gente pasa por el césped 

     con sus paraguas rojos.


Al sueño hay que desentrañarlo

para conocer esos márgenes

          donde empiezan

       los instantes fugaces.
Publicar un comentario