viernes, 24 de febrero de 2017

El hábito

Así como durante años se creó el hábito
del padecimiento y el lamento,
ahora velamos por la rutina de ir un poco más allá
en cada aspecto de los eventos, más que nada imperfectos,
para purificarlos dentro nuestro y así embellecer
incluso nuestro cuerpo.

Los pájaros vuelvan sobre un manto
que parece infinito -pero que es solo
el revestimiento de algo que está más allá
y de lo que sabemos poco.
Publicar un comentario