lunes, 26 de diciembre de 2011

El cosmos produjo una flor

Las cosas se mueven y progresan gracias a energías insondables que determinan los acontecimientos. De hecho los planetas se mueven, a veces chocan, y exigen dos por tres a nuestras emociones. Y a ellas, que son muy sentimentales, les cuesta aceptar esos cambios. Resultado: nuestra convivencia con el universo es ardua.
Publicar un comentario