lunes, 5 de marzo de 2012

Bretaña 1939




La niebla que cubre los barcos te mantiene alerta sobre los hermosos edificios art decó que se van esfumando como todo lo que pertenece y puede desaparecer de un momento a otro. Las chicas usan guantes, los chicos gomina. Estamos en un tiempo donde llovía seguido y las flores silvestres crecían en su costa alta. Se podía ver el mar enfurecido casi todos los días del año, y a veces ballenas. Un lugar húmedo y precioso. Melancolía en el punto justo. Para perfeccionar el cuadro, después vino la guerra.
Publicar un comentario