viernes, 5 de septiembre de 2014

Cándido López

En el campo de los soldados
donde uno puede demostrarse
a sí mismo que todas las cosas
pueden ser pintadas del modo
que uno lo desee, está el Maestro.
Publicar un comentario