lunes, 5 de septiembre de 2016

El poeta trágico

Hubo muchos días en que soñó con un tiempo
donde los sentimientos de bondad y alegría
eran abundantes.

Quiso así obtener un lugar lleno de naranjos y flores
donde los perros asoleándose una tarde de invierno,
no fuesen molestados. Pero nada de su sueño
cambió el mundo.

Hasta que un día lloró y calmo y más tibio que nunca,
fue hacia el repentinamente oscurecido mar, y se perdió
en el sueño mientras las sirenas lloraban
y los peces lo seguían cerca.


Publicar un comentario